10 razones por las que amo ser mama trabajadora (1)

Tener un bebé es difícil.

Tener un bebé y quedarse en casa es difícil.

Tener un bebé y trabajar es difícil.

Como todo en esta vida, los cambios son difíciles, necesitamos tiempo para encontrar poco a poco las respuestas, para adaptarnos.

Los primeros meses con mi hijo Kristoffer fueron los más duros de mi vida. Duros porque estaba aprendiendo TODO sobre mi nueva vida, sobre como manejar mi bebé, mi vida, mis sentimientos.

Recuerdo que en los primeros días de la vida de Kristoffer, me parecía imposible que pudiera lograr cosas básicas como dar de mamar o dormir toda la noche, y ni pensar algo más complejo como empezar a trabajar. Con esa personita en mis brazos, parecía imposible. Lo miraba como algo muy lejano, y dudaba por momentos si podía lograrlo.

Hasta que poco a poco…no parecían tan difíciles. Fue un proceso de meses, pero lentamente empecé a disfrutar más la lactancia, el baño, las horas de juego, los desayunos con mi esposo y mi hijo. Ya no era tan estresante… poco a poco era algo que podía manejar.

Y luego vino lo que tanto temía, el regreso al trabajo. Una vez más, algo difícil de enfrentar porque en realidad no sabía como podía ser una buena mamá si estaba trabajando, y no sabía como manejar mi nueva vida familia-trabajo. El primer día que dejé a mi hijo en la guardería dude de todo lo que quería en mi vida, es más, mi despedida fue semejante a la despedida de Leonardo DiCaprio y Kate Winslet en Titanic – y sin exagerar.

Recuerdo estar caminando en los pasillos de la guardería y encontrarme con Cristina, una mamá profesional, que había vivido lo mismo que yo. Recuerdo que cuando vio mi cara, me sonrió y puso su mano en mi espalda diciéndome: “Te aseguro… que todo va a estar mejor”. Esa frase y la manera en la que ella me lo dijo me dejó con una esperanza. Y no estaba equivocada.

Poco a poco las cosas que parecían tan difíciles, iban mejorando. Después de regresar y tomarme un buen tiempo para entender el ritmo de mi nueva vida y acoplarme a ella, logré adaptarme y después de un tiempo empecé realmente disfrutar de mi trabajo, de lo que podía aportar y lograr en la compañía en la que trabajaba, y sobre todo empecé a ver los avances en Kristoffer, vi como disfrutaba jugar LITERALMENTE todo el día, me sorprendía cada vez que me pedía llevarlo a jugar con sus amigos de la guardería. Esto ayudó enormemente a no sentirme culpable por haber tomado esa decisión de ser mamá y profesional.

Así que lo hice, lo logré. Como muchas mamás lo logran todos los días. Y gracias a eso estamos aquí, celebrando 10 razones por las cuales me gusta ser una mamá profesional. ¡Espero que lo disfruten!:

  1. Ponerme mis tacones, mi saco y lipstick todos los días 😉
  2. Usar mis habilidades, presentar proyectos, lograr metas trazadas. SI, yo puedo lograr todas estas cosas, Y SER MAMÁ ¡Y me encanta!
  3. Ver como mi hijo se siente orgulloso de mi y de mi trabajo (y sobre todos de mis triunfos).
  4. Cuando mi esposo me pide mi opinión sobre algún tema profesional.
  5. Invitar a mi esposo a cenar (y que a él le encante que lo invite).
  6. El tiempo de papá e hijo cuando mami tiene que trabajar o estudiar para la Maestría.
  7. Llegar a la guardería y observar (a veces a escondidas) a mi hijo jugar con los otros niños.
  8. Los abrazos y besos de mi hijo al final de la tarde. Una de mis cosas favoritas.<3
  9. Que mi hijo me sorprenda con una nueva palabra, canción o mueca aprendida en la guardería.
  10. El tiempo que puedo darle a mi hijo después del trabajo: leerle su libro favorito, tocar guitarra, bailar su canción favorita, cenar juntos en familia, bañarlo, ponerle su pijama, dormirlo, darle besos, abrazos y caricias.

Y para tí, ¿cuales son las cosa

¿Te gustó el contenido? ¡Compártelo con tus amigas!:
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

8 thoughts on “10 razones por las que amo ser una mamá trabajadora

  • 21 enero, 2016 at 4:48 pm
    Permalink

    Totalmente identificada! Me encantó la publicación.

    Reply
    • 22 enero, 2016 at 10:36 am
      Permalink

      Muchas gracias Evelyn! Te mando un abrazo!

      Reply
  • 22 enero, 2016 at 5:52 am
    Permalink

    Wow, todo lo que dices es muy cierto. Tengo un hijo de 6 años y cuando supe que estaba embarazada aún estaba a la mitad de mis estudios en la universidad y muchas personas me dijeron que tenía que dejar de estudiar por el bebé, me rehusé a hacerlo, así que seguí estudiando embarazada. A los 15 días antes de nacer mi hijo realice los exámenes finales de ese año y años 3 meses después de nacer retome los estudios. Ahora 6 años después termine la licenciatura y también una maestría (por supuesto también sin dejar de trabajar). Me siento feliz y orgullosa de haberlo logrado y aún más de haberme atrevido a hacerlo. Me evento leer tu artículo y espero con emoción el siguiente. Saluditos

    Reply
    • 22 enero, 2016 at 10:36 am
      Permalink

      Karin, mi corazón se alegra de escuchar a mujeres tan trabajadoras y sobre todo tan persistentes como tu. No me cabe duda que tu hijo va a tener un mejor futuro con una madre como tu. Gracias por compartir, yo también deseo con emoción escribir el siguiente post. Saludos!

      Reply
  • 23 enero, 2016 at 9:37 pm
    Permalink

    Soy Ing. Industrial, cuando tuve a mi primer hija estaba trabajando en una multinacional top, regresé a mi trabajo cuando mi hija tenía 7 meses, ni hablar de lo retante y satisfactorio de mi trabajo.Tuve a mi segundo hijo y regresé a trabajar cuando tenia 10 meses. Disfruté mi trabajo en grande por 11 años en la misma compañia: promociones, cambios de rol cada 2 años, retos grandes, premios, etc…
    Aprendí que todas las satisfacciones laborales que tuve no valen el tiempo que perdí de disfrutar a mi hija, verla 2 horas en noche y 2 horas en la mañana no eran suficientes para disfrutar a un ser tan extraordinario.
    Si pudiera retroceder el tiempo elegiría ser mamá full time, trabajo y negocios siempre habrá pero la niñez de los hijos y el tiempo para formar buenas bases es limitado.
    Hoy soy una mamá full time feliz con los resultados que veo en mis hijos y me preparo para estudiar una nueva carrera.
    Voy a regresar a trabajar pero en unos 3 años cuando mi pequeño esté en primaria =).

    Reply
    • 24 enero, 2016 at 4:36 pm
      Permalink

      Totalmente cierto Vero, como madre nunca vamos a sentir que son suficientes las horas que tenemos con nuestros hijos. Muchas gracias por compartir y enhorabuena por disfrutar de tus pequeños ahora y decidir tu regreso a la vida laboral en unos años!!! 🙂

      Reply
  • 20 mayo, 2017 at 10:57 am
    Permalink

    Ser mamá y trabajar
    Es complicado y retador. Yo disfrutó mi trabajo, siempre lo he hecho, pero hace un par de años tomé una decisión difícil. Me cambié de giro profesional, para pasar más tiempo con mi hijo; fue difícil mis ingresos bajaron sensiblemente, pero a cambio tenía más horas con mi hijo y pareja. Dos años después estoy más que satisecha con la decisión, mis ingresos estan de nuevo equilibrados y mi proyección profesional va con tendencia a crecer. Todo trabajando la mayor parte del tiempo en casa y al lado de mi pequeño.

    Reply
    • 24 mayo, 2017 at 9:13 am
      Permalink

      Lucky me da tanto gusto que has logrado continuar con tu carrera profesional a lo largo de tu maternidad. Al no dejar tu vida laboral lograste mantenerte actualizada y en el día a día, y aunque tus ingresos disminuyeron significativamente, fue algo a corto plazo. Y por lo que puedo leer, ahora es tu momento para crecer profesionalmente. ¡Enhorabuena por este logro! ¡Te felicito y continúa siendo la mejor versión de ti misma!

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *